logo otc y powered-02

Comunidades Energéticas

Así lo hacemos en Enercoop

¿Qué es una comunidad Energética?

Las comunidades energéticas son un mecanismo que facilita la participación de la ciudadanía en el campo energético, y que permite a los usuarios intervenir de forma activa en las decisiones relacionadas con la energía, no solo como productores sino también como consumidores, mediante nuevas fórmulas de gestión de la demanda que la tecnología y la digitalización van a posibilitar a corto y medio plazo.

Con el objetivo de obtener mejoras energéticas, climáticas, económicas y sociales, la transición energética, en la que nos encontramos, brinda nuevas oportunidades como es la generación de energía de propiedad comunitaria. De esta manera, se pretende alcanzar un nuevo sistema energético que sea más justo, eficiente, 100% renovable, abierto y democrático y sin comprometer la capacidad de desarrollo y bienestar de las futuras generaciones.

La transición energética precisa conseguir una mayor implicación de la ciudadanía en el sector energético, con las Comunidades Energéticas Locales (CELs) como la herramienta principal para lograr el empoderamiento del ciudadano.

Las CEL son sistemas de cooperación que promueven un sistema más justo, eficiente y colaborativo de nuestros recursos energéticos.

¿Por qué crear una Comunidad Energética?

Estas son las principales ventajas

Para el individuo

Ahorros en la factura de la luz

Para la comunidad

Por la existencia de dificultades técnicas o económicas para la participación

Para el entorno

Reducción de emisiones de CO2 y apuesta por la transición energética

Principales Fortalezas

Las principales fortalezas de las comunidades energéticas se pueden dividir en tres grupos: socioeconómicas, medioambientales y técnicas.

Técnicas

Disponibilidad de espacios para la generación de energía renovable en entorno urbano Mayor eficiencia en la explotación y operación Requiere de una menor inversión Menor coste de mantenimiento.

Socioeconómicas

Proyecto participativo como una fórmula para la cohesión de la sociedad. Empoderamiento del ciudadano Ahorros económicos repercuten en la sociedad local Retorno a la sociedad de los beneficios que el propio recurso energético produce Posibilidad de acceso a la tecnología renovable a todos los consumidores Creación de nuevo empleo local.

Medioambientales

Aumento del autoconsumo renovable y mejora de la eficiencia energética Reducción de la huella de carbono local, se evitan la emisión de CO2 Energía producida localmente con la consecuente reducción de perdidas en la red.

Requisitos de una Comunidad Energética

A finales del año 2016, la Comisión Europea, en el marco del “Paquete de Invierno”, propuso impulsar la participación ciudadana en el mercado energético, a través de las comunidades energéticas locales, más concretamente, mediante las figuras de:

  • Comunidades de energías renovables
  • Comunidades ciudadanas de energía

Ambas tipologías de comunidades tienen el mismo fin la participación activa de la ciudadanía. Genéricamente se les suele identificar como comunidades energéticas locales (CEL’s).

Acorde a las normativas que son de aplicación y una vez traspuesta la definición de las directivas al ordenamiento jurídico español, las comunidades energéticas locales deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Que sean una entidad jurídica de participación abierta y voluntaria.
  • Que estén controladas efectivamente por sus socios o miembros (no hay un socio mayoritario, “una persona un voto”).
  • Que su objetivo sea brindar beneficios sociales y medioambientales en las zonas donde opera (ámbito).
  • Que las entidades no persigan la finalidad de obtener ganancias financieras (repartir dividendos).
  • Que los activos sean propiedad de la entidad jurídica Comunidad.
  • Que los socios o miembros sean personas físicas, pymes o autoridades locales, incluidos los municipios.

¿Quién puede constituirse como una Comunidad Energética?

Cualquier figura jurídica que cumpla con los condicionantes establecidos en la normativa de aplicación.  Entre aquellos colectivos que pueden constituirse como Comunidad Energética destacan los siguientes:

Ayuntamientos
Cooperativas
Urbanizaciones
Entornos Industriales
Our Value

¿Qué pasos debo seguir para crear mi Comunidad Energética?

Aunque cada proyecto tiene sus propias singularidades, el proceso de desarrollo de una CEL se distribuye en 3 fases. A continuación, se expone una Hoja de Ruta a seguir para la implementación de una CEL con los pasos más destacables:

Fase 1

Estudio de viabilidad de la CEL. Acompañamiento en la creación de la CEL. Estudio del modelo de gestión de la CEL. Dimensionado óptimo de la actuación a impulsar. Tramitación administrativa previa. Redacción de los modelos de contratos. Gestión de subvenciones.
Plan de Comunicación.

Fase 2

Redacción de proyecto técnico suscrito por profesional competente. Ejecución material de la actuación a desarrollar. Soporte técnico y de mantenimiento.

Fase 3

Tramitación administrativa del proyecto. Gestión en la facturación energética de los miembros de la comunidad. Interlocución con agentes del mercado eléctrico. Asesoramiento y optimización. Apoyo a la continua captación de miembros.